La Tía Dinah. Noveno cuadro de Veinte.


Este block se llama: La Tía Dina (Aunt Dinah)
A los esclavos que llegaban de Africa no se les permitía conservar su nombre.  Nombrarlos nuevamente era una de las formas de "americanizarlos" y era un elemento que demostraba que estaban confinados a ser esclavos por siempre.
No se les otorgaba apellido. Los apellidos solo pertenecían a sus "dueños". Solamente un primer nombre.  Si acaso se utilizaba un apellido, tenía que ser el de su propietario. Cuando eran liberados, por lo general tomaban un apellido de algún héroe norteamericano como Washington o Lincoln.  
Los niños que nacían dentro de la esclavitud eran nombrados por su dueño no por sus padres. Los nombres que se usaban eran bíblicos o mitológicos. Había quien lo llamaban Júpiter, o Marte. Por lo general los dueños daban apodos a sus esclavos.
Y algo muy curioso además de vergonzoso para quien hoy lo lee, es que nunca se referían a ellos, ni siquiera a los viejos, con una forma de respeto como Señor, Señora.   Se dirigían hacia ellos como Tío o Tía. Es por eso que los nombres Aunt Jemima o Uncle Tom (Tío Tom) siempre llevan la connotación de esclavitud.
Este noveno block-La Tía Dina- apareció en un semanario de agricultores en 1946.