36526000_Unknown.jpg

Hola!

Bienvenidas a mi blog!

El grillete. Quinto cuadro de Veinte


Las cadenas y grilletes fueron el símbolo degradante de la esclavitud.  Encadenados los transportaban de un sitio a otro en formación.
A los esclavos también se les identificaba a través de sus prendas de vestir: telas gruesas, grises, denominadas "tela para negros"; prendas al parecer confeccionadas en serie sin importar tallas ni medidas.
De repente se vislumbraba algún esclavo vestido de color azul pero de igual forma con tela gruesa, áspera, burda, concluyendo que sería un esclavo que trabajaba dentro de la mansión y no en los plantíos.

¿Y quien confeccionaba esta ropa? Esclavos que trabajaban en fábricas...niños y mujeres hilando yardas y yardas de este áspero tejido.
En la plantación había también taller de zapatería. Estos zapatos no llevaban forro e iban cosidos con refuerzo laterales para que resistieran el uso rudo.

Además la cuota anual que un esclavo tenía en relación a su vestuario era la siguiente:  tres prendas de ropa interior y un par de zapatos al año.  En Invierno se les proporcionaba este par de zapatos, un abrigo y un sombrero de lana (estas prendas les deberían de durar por lo menos tres años). En verano trabajaban descalzos.

Los niños pequeños a los que no se enviaba a cumplir turnos de trabajo se les vestía con una especie de camisa larga recta, como si fuera un camisón, con una jareta al cuello y sin ropa interior. Con el poco hilo que sobraba de los telares, las mujeres lograban confeccionar una especie de mitones para el invierno.  Las mujeres llevaban un pañuelo en la cabeza, una pañoleta sobre los hombros y un delantal a la cintura.
Cualquiera que deseara escapar, ya de entrada estaba marcado debido a su vestuario.  Lo primero que había que hacer para ayudar a una mujer a escapar, era proporcionarle un gorro o bonete, guantes y zapatos de mujer.

                                           El block que recuerda las cadenas de ingratitud:



Tres cuadros más: Sexto, Séptimo y Octavo.

Ventanas. Cuarto cuadro de Veinte.