Alejandra.JPG

Hola!

Bienvenidas a mi blog!

Seis grullas símbolo de honor y lealtad

Estos días donde la actividad en México prácticamente se detiene -la Semana Mayor- nos quedamos tranquilos y silenciosos en casa.  El tiempo ideal para la lectura, las películas, y la costura en mi caso. 

Recién adquirí el patrón que acaba de publicar Laurraine Yuyama de Patchwork Pottery y me dispuse a ejecutar un proyecto que me llevó prácticamente tres días de trabajo.  Podría yo decir que unas 12 horas efectivas.   Comencé escogiendo mis telas - y decidí no utilizar el blanco como color de fondo. 

Eran las 8 pm cuando meditaba las  combinaciones y una tela cruda o beige no aparecía por ningun sitio en mi "Cueva de Tesoros" que es mi closet donde guardo mis telas.  Sin embargo recordé que tenía yo las cáscaras de cebolla roja que me regaló Santos el dueño de la frutería y decidí teñir mi tela blanca.  El resultado fue un color ocre que ni mandado a hacer. Fijé el tinte natural con Soda Ash que es Hidróxido de Sodio y se utiliza cuando uno tiñe al trabajar Batik. 

Comencé haciendo las 6 grullas inspiradas en el Origami.  Recuerden la historia que tienen las grullas en el Oriente.  (Aquí les dejo el Link a una buena historia al respecto)
Mi máquina de coser está con vista hacia el jardín y en estas largas y silenciosas horas pude ver a todos los nuevos habitantes del jardín.  Como no había jardinero, como no hay perro que se adueñe, pues ahora nos han visitado ardillas y toda clase de pájaros grandes y chiquitos, palomas, gorriones, otros pajaritos color café y negro, algunos amarillos (tengo que aplicarme a buscar sus nombres) y....una gata.  El año pasado les comenté aquí que descubrimos unos gatitos recién nacidos y esta gata tiene la pinta absoluta de uno de ellos.  Tal vez recordando su lugar de nacimiento venga ahora a querer establecer su nuevo domicilio para dar a luz? Ya les platicaré. 
 Entonces volviendo al proyecto: El primer día todo fue "Paper Piecing" y armado.  
El segundo día lo dediqué exclusivamente al acolchado.   Las instrucciones indicaban primeramente acolchar justo al borde entre la figura y el fondo- lo que en inglés se llama QUILT IN THE DITCH.

Después sugería continuar haciendo el acolchado a manera de ECO- digamos, repitiendo hacia afuera.  Gracias a que mi máquina tiene la función de levantar el prensatelas automáticamente me ahorré tiempo pues de no ser así le tendría que haber añadido el movimiento de levantar el prensatelas a mano en cada giro.   Usé una guata delgada, la que por lo general se utiliza cuando se trabajan cuadros o algun otro proyecto que no sea una Quilt para una cama.     La parte posterior la acolché ya de manera más sencilla.    Una vez listos el frente y las dos partes posteriores, las uní todo alrededor con un bies - como el almohadón lleva acolchado por ambos lados, no era posible unirlos frente con frente y luego voltear pues hubiera quedado un grosor en los bordes muy falto de estética y principalmente al llegar a las esquinas.   Terminé cerrando el bies a mano por la parte posterior. 

Después lo llevé al lugar que ya había yo pensado para él, me retiré unos cuantos pasos y desde allí me puse a admirarlo.  Una joya única- cada quien le da distinto valor a sus tesoros. Uno de los míos es mi Almohadón de Seis Grullas.  


Feliz Lunes

Sencilla y hermosa