Perder el miedo a volar.





  
Cuando mi hijo Alfredo se graduó el año pasado escuché este poema en una de las ceremonias, que resume lo que todas desearíamos: que nuestros hijos perdieran el temor a volar por sí mismos.  Lo hemos visto en los documentales del Reino Animal.  La sabia Naturaleza le da a las madres el "valor" si románticamente lo queremos llamar así, para que echen a volar a sus polluelos.    
El poema lo bordé en su idioma original pero aquí les dejo la traducción formal que en Castellano se ha hecho del hermosísimo poema.
"-Acérquense al precipicio…

-¡Podemos caernos!

-Acérquense al precipicio…

-¡Está muy alto!

-¡Acérquense al precipicio!

Y ellos se acercaron,

Y él los empujó,
Y ellos volaron".

(Christopher Logue, poeta inglés)